Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2013

La pesadilla que se convirtió en la realidad de este país

Para lo que había cenado, se acostó demasiado pronto. Tendría que haberse dado un largo paseo con el perro, pero el viento y el frío le hicieron desistir. Tenía sueño, no tardó en dormirse. La copiosa cena tuvo que ser la culpable de los sueños tremendos, que dieron lugar a que al día siguiente se levantase como si, mientras dormía, hubiera sido pisoteada por una manada de elefantes. ¡Qué brutal pesadilla!
Soñó que su país estaba gobernado por un grupo de políticos que, durante años, habían estado robando a manos llenas de las arcas públicas. Los medios daban cuenta con grandes y alarmantes titulares: “El juez exige todos los cobros y pagos al partido del gobierno y los registros de visitas”. ”El Gobierno trata de probar que no denunció a los donantes de su partido”. “El juez atribuye cuatro delitos a la alcaldesa de València y al President del Consell”. Sí, aquello no podía ser más que una malson, era imposible que el país estuviese gobernado por un partido cuyos dirigentes fueran tod…

Lo que no cuenta ni Gobierno ni prensa de las medidas que impone Bruselas

La imagen de los políticos: Entre miserias y regreso de dinosaurios

La clase política cuenta en los últimos tiempos de escaso, por no decir nulo, prestigio entre los ciudadanos. Los escándalos de corrupción, los abusos de unos o la inanidad de otros, hace que se los vea como representantes no del pueblo, sino de una especie de oligarquía encanallada, solo preocupada en sus asuntos. Con todo lo peligrosa que resulta esa imagen para una democracia, la realidad es que sus señorías hacen poco por ganarse el respeto de una ciudanía acosada por la crisis, los abusos de la banca, el paro y el empobrecimiento. A eso se suman los frecuentes rifirrafes entre ellos, las declaraciones ofensivas a la inteligencia de los ciudadanos y los comportamientos rastreros de muchos. Las sesiones de control de Gobierno, que se celebran cada miércoles en el Congreso, no ayudan, ni mucho menos, a mejorar esa imagen, porque sus señorías suelen mostrar su peor faz.
En la sesión de ayer, Alberto Ruiz Gallardón, el ‘moderado’ que engañó a mucha gente –no por cierto a esta periodist…

Políticas reaccionarias de los que no quieren pronunciar ‘machista’

“La antigua idea de que las palabras tienen poderes mágicos es falsa; pero esa falsedad implica la distorsión de una verdad muy importante. Las palabras tienen un efecto mágico...aunque no en el sentido en que suponían los magos, ni sobre los objetos que éstos trataban de hechizar. Las palabras son mágicas por la forma en que influyen en la mente de quienes las usan.” (Aldous Huxley).

Algo de lo que describe Huxley debe sucederle al PP con la palabra ‘machismo’, cuando rechaza pronunciarla, temiendo que, de hacerlo, se llegue a la repulsa de un comportamiento que, en el fondo, va en contra de su concepto de sociedad y del papel de la mujer en ella. La palabra ‘machismo’ tiene, evidentemente, connotaciones peyorativas, describe un comportamiento que para las personas civilizadas, pertenezcan al sexo que pertenezcan, resulta reprobable.

Mas el PP, preso del pensamiento ultracatólico, seguidor de una secta que, desde sus orígenes, consideró a la mujer como la raíz de todos los males –Eva…

Draghi, los desahucios y el Gobierno de Raxoi

La vuelta de Aznar ¿Maniobra para no hablar de lo que importa?

Han pasado cinco días desde que Aznar reapareció en A.3 soltando boutades, amenazas y reproches y los medios de comunicación no cesan de llenar sus páginas de elucubraciones e interpretaciones de por qué dijo lo que dijo, y si pensará en serio en volver o no. Crónicas, reportajes, artículos de opinión y encuestas, magacines, entrevistas y hasta editoriales dedicados al expresidente han copado la atención informativa, como si de un acontecimientos histórico se tratase, como si no hubiesen más asunto de interés del que informar y opinar.
¿Y si todo no fuese más que una maniobra urdida por el poder, por el establishment, para que, entretenidos con la reaparición de tan esperpéntico personaje, olvidásemos otras cuestiones que atañen mucho más a la ciudadanía? La frase del drama de Shakespeare, Macbeth, ‘los árboles no dejan ver el bosque’ parece ajustarse cual guante de quirófano a una circunstancia que bien podría ser la que ha dado lugar, no ya a la extemporánea aparición en la televisi…