Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2012

Un gobierno filofascista en el seno de la UE

Con el derrotero que está tomando la situación política no cabe ya preguntarse sí el gobierno se verá obligado a dimitir, sino cuando dimitirá. Porque no solo concita el descontento mayoritario de la ciudadanía, sino que desde Europa los ramalazos facistoides del Ejecutivo acabarán por hacer que se enciendan luces de alarma, al ver las vulneraciones a derechos básicos reconocidos por cualquier país civilizado y que este gobierno no respeta.
La UE no puede permitirse que entre sus asociados exista un gobierno no democrático. Hace ya meses que advirtió –aunque la prensa lo contara sesgadamente- que no podía dejar inermes a las clases más vulnerables, porque eso, entre otras consideraciones, entrañaba un claro riesgo de agitación social. Los dirigentes, conservadores pero no fascistas, de los más importantes de sus estados miembros deben mirar con estupefacción el proceder de un Gobierno que recorta el acceso a la educación de los españoles, excepto a los hijos de las familias privilegia…

29S: Clamor ciudadano contra un Gobierno que trabaja para los banqueros

“Gobierno, dimisión”.“No nos representan”. “El Gobierno mintió para ganar, es ilegitimo”. “Islandia es el camino”. “NO”. “Deuda Odiosa, Referéndum Ya”. Son algunos de los gritos y las leyendas de algunas de las pancartas en la concentración de la Plaza de Neptuno de esta tarde, convocada para protestar -por tercera vez en una semana- contra la represión policial, los recortes y la política económica decidida por un gobierno al que la ciudadanía considera que no la representa.
Cientos de miles de personas -setenta mil, según la BBC, cuatro mil quinientos según Delegación del Gobierno-, bastantes más que en la primera manifestación, han acudido a demostrarle a Raxoi y al mundo con su presencia, que, si no estuvieron en las dos anteriores, no fue porque pertenecieran a esa mayoría silenciosa contentísima con sus decisiones. La Delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, había declarado con anterioridad que la manifestación de hoy era ‘absolutamente ilegal’; habría que preguntarle a la seño…

La triste realidad de ‘la marca España’

Los popes de la caverna mediática no cesan de mostrar en sus artículos una dolorida preocupación por el deterioro de lo que el PP ha dado en llamar ‘marca España’, que no es sino un invento postmoderno para presentar la imagen rancia de un país sumido en el pasado, pero que algunos se empeñan en vender, con la esperanza de que nos crean civilizados y modernos.
Llevando el agua a su molino político, se duelen esos popes cavernarios de la mala imagen que dan los indignados al manifestarse contra los recortes que está aplicando el gobierno, o que al quejarse de que los actuales políticos, votados para representarles, solo representan los intereses financieros; incluso  se lamentan de que haya periodistas tan viles que filmen los abusos policiales que dan la vuelta al mundo, mostrando a una policía digna de servir al régimen anterior o al de Pinochet.
Ninguno de esos defensores de ‘la marca España’ a los que tanto preocupa reparan en que quienes causan ese deterioro no son los ciudadanos …

El puro de Rajoy y la violencia policial

Esta escribidora hace saber -formalmente- que, si no estuvo en la manifestación del 25S ni en la del 26S, fue por imposibilidad total de trasladarse desde su domicilio de la costa valenciana a la Plaza de Neptuno de Madrid. Sin duda, hay cientos de miles de ciudadanos que, al no residir en la capital de España, ni en otra gran ciudad, no estuvieron en el acto cívico pero que, sin embargo, están tan hartos de la política del Gobierno de Raxoi como quienes sí estuvieron.
Se engaña, o pretende engañarnos una vez más, el presidente del Gobierno cuando cree que, si en la manifestación del 25S no hubo más gente, fue porque el resto está de acuerdo con sus políticas, que no, la inmensa mayoría de ciudadanos no lo está. Como no están de acuerdo incluso dirigentes de su propio partido con la brutalidad policial represora de una protesta legítima en la que la ciudadanía expresaba, no solo su descontento, sino el deseo, e incluso determinación, de que la política y las leyes cambien substancialme…

26S, de Ejpañistan a Españislandia: El septiembre de la dignidad recuperada

¿Veremos en la Carrera de San Jerónimo algún día un monumento como el inaugurado hace unos meses en Reykjavick, capital de Islandia, en el que se homenajea a pueblo que se levantó pacíficamente contra un gobierno complaciente con la banca y los especuladores? La situación de este país en la actualidad es muy similar a la que vivieron los islandeses en 2009. Cómo acabaron aquellas protestas es bien sabido.
En Islandia, igual que aquí, un gobierno conservador comenzó por disolver las manifestaciones con violencia policial. No le sirvió de nada. Como, es de esperar, tampoco le servirá al gobierno de Raxoi, que ayer y hoy ha mostrado con claridad su ideología represora. Porque el Ministro de Interior, Jorge Fernández, en un alarde de talante dictatorial, no solo justificó la actuación policial sino que la alabó al calificar las brutales cargas de los grupos antidisturbios de ‘extraordinario comportamiento’, por el que los felicitó.
Al Ministro del Interior no le importa que se agrediera b…

Secuestro de la democracia: Nada será igual tras el 25S

El artículo 2 del título preliminar de la Constitución Española de 1978 señala: “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”. El PP, partido en el Gobierno al que se le llena la boca a la hora de invocar la Ley de Leyes, si le conviene, está incumpliéndolo descaradamente, lo que es motivo suficiente para que el Tribunal Constitucional comience un proceso legal para deslegitimarlo y obligarlo a dimitir.
A estas horas los grupos antidisturbios del gobierno, que no del pueblo, están cargando violentamente contra los miles de manifestantes que claman para que les sea devuelta la soberanía y la democracia secuestrada. Ya hay centenares de heridos de los que algunos han tenido que ser trasladados a centros hospitalarios a causa de la gravedad de sus heridas.
La inusitada violencia de las cargas policiales no puede atribuirse a que los agentes policiales sean unos cafres, que sin duda y de paso, sino a las órdenes dictadas por un Gobierno que cada…

25S Rodea el Congreso: ¿Solución a la islandesa?

Cuando los medios de todo el mundo se volcaban entusiasmados en darnos noticias de una primavera árabe que nos vendían como la democratización de los países islámicos y que ha acabado en el fiasco democrático más grande de este siglo, ya que no ha sido la democracia ni la modernidad lo que ha seguido a esas manifestaciones, sino el auge del radicalismo integrista religioso, el silencio sobre lo que estaba ocurriendo en una pequeña isla situada en el extremo noroeste de Europa, de apenas ciento tres mil kilómetros cuadrados y poco más de trescientos mil habitantes fue total.  Los medios escamotearon las noticias sobre Islandia, hasta que las redes sociales empezaron a dar cuenta de lo que estaba sucediendo en ese país.
No convenía a los medios ‘oficiales’ que la ciudadanía supiese de esa primavera europea, mucho más democrática que las árabes, y que permitió a ese país salir de la crisis, recuperar su economía y la dignidad de un pueblo que reconquistó su protagonismo consiguiendo llev…

Las reformas de Gallardón y la endogamia judicial

Cuando hace cuarenta años muchos españolitos suspirábamos por pertenecer a la UE, entonces CE, no mirábamos a Europa con envidia por cuestiones económicas, que también, sino sobre todo por unas libertades y derechos de los que carecíamos en este triste país, sometidos a la  bota de un dictador genocida.
Mirábamos con anhelo a unos países en los que los ciudadanos se podían manifestar libremente, pero sobre todo, envidiábamos que en esos países no existiese la pena de muerte, que el dictador genocida aplicó hasta su último fétido aliento. Entrar en la UE suponía que el Estado español renunciase a ese brutal castigo en cualquier caso, porque en el artículo 2 de de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea se establece que nadie podrá ser condenado a la pena de muerte ni ejecutado. Todos los Estados miembros de la Unión Europea se comprometieron a respetar estas disposiciones, que se aplican en todos los países de la UE.
A pesar de que en la actualidad ser miembros de …

Es urgente que Europa nos rescate… del PP

Mariano Raxoi estaba muy convencido, antes de las elecciones, de que cuando llegara al poder sus homólogos conservadores de Alemania o del Reino Unido le harían poco menos que la ola, y que los medios de esos países recibirían con entusiasmados aplausos sus decisiones. Mas no ha sido así, ni los gobernantes conservadores se sienten identificados con su política, ni entienden, desde su larga dilatada historia democrática, cómo puede gobernar del modo que lo hace, y tomar decisiones en contra de los intereses del país, pensando tan solo en los de su partido.
La tolerancia con la corrupción tampoco debe ser muy entendida en los países protestantes, donde las faltas de honradez de los políticos se castigan con el ostracismo inmediato. Para los gobernantes alemanes o británicos, la tolerancia del PP con los corruptos, y las relaciones de los propios ministros con empresas privadas, como las del Ministro de Defensa con las fábricas de armamentos, o las del propio ministro de Economía con in…

Clifford, el PSOE y sus bases

Hace unas semanas, al tratar el asunto del Ecce Homo de Boja, esta escribidora recordaba la espléndida idea del escritor y periodista, ya fallecido, Luis Carandell, que en los años sesenta recopiló en un libro, Celtiberia Show, lo más cutre, carpetovetónico y rancio de este país. Podría pensarse que al cabo de cuarenta años, treinta y cuatro de pseudodemocracia, perteneciendo a la UE y siendo habitantes de esta aldea global que es Internet, habríamos perdido el pelo de la dehesa, la caspa y la cutrez de aquellos años, en los que en los bares se colgaban carteles en los que se podía leer, espantados los más delicados de estómago, "prohibido escupir en el suelo y blasfemar’; años en los que en cualquier muro de las carreteras catalanas se podía leer aquellas molestas, fascistas y conminatorias pintadas que exigían hablar ‘el idioma del Imperio por Dios y por España’.
Más, de vez en cuando, saltan a la realidad y a las noticias evidencias de que el Show de una Celtiberia cutre, casp…