Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

Ni se deja caer a Bankia, ni Dívar dimite. ¿Hemos enloquecido?

Un día más –y he perdido la cuenta de cuántos van desde que llegó el PP al gobierno-, leer las portadas de los diarios supone un paso para caer en profunda depresión, si es que la situación económica y el paro no nos la habían servido antes. En ese caso, la depresión se agrava, surgen palpitaciones, crisis de ansiedad, ataques de pánico y esa sensación de angustia de que fuéramos a sufrir un infarto, que no es sino la somatización de un estado de caída de ánimo a profundidades abisales.
La lectura de la prensa empuja a colegir que este país no tiene remedio o que no lo tienen quienes ostentan el poder. Pero no solo el político, porque el judicial está, no ya desprestigiado, sino en el arroyo. Pero el Presidente del órgano que se supone es el que dirige y regula ese poder, don Carlos Dívar, no hace nada por remediarlo, sino más bien, o con exactitud, más mal, está decidido a empujarlo a la cloaca de la deshonra total.
Esta mañana, el Presidente del Consejo Superior del Poder Judicial y…

Es la picaresca, imbéciles, es la secular picaresca que ha estallado

¿Cómo poder escapar a la crisis y a la economía, maltrecha, estos días o semanas en que los problemas financieros, la política económica y las decisiones de Bruselas forman parte de nuestras vidas, se han vuelto tan habituales en las conversaciones como hasta hace un par de años lo eran el carácter o la conducta de alguno de nuestros hijos, los problemas con el jefe –cuando había jefe y trabajo- o incluso en ciertos casos los avatares sentimentales de Belén Esteban?
Hoy en día es imposible evadirse de los problemas económicos que nos atenazan, porque los ciudadanos, el pueblo o los súbditos, llámeseles como se quiera, empezaron a darse cuenta –y desde luego es cierto que no hay mal que por bien no venga- de que las decisiones de los políticos repercuten, y cómo, en nuestra forma de vivir.
En esta situación, esa ciudadanía, ese pueblo o los propios súbditos empiezan a despertar con alguna pereza, a analizar y a criticar, y de la crítica se pasará en breve -es preciso, o es imparable- a…

Prima de riesgo por las nubes: No es por Bankia, es por los pitos

Me había hecho el firme propósito de aparcar hoy los asuntos económicos, de no hablar de Bankia, porque cuanto rodea el asunto produce urticaria en el sistema nervioso. Mas por mucho que una se haga promesas a sí misma de buenos propósitos, no hay manera de que los demás nos permitan cumplirlos.
Porque una de las noticias que asalta desde los medios, con titulares que se asemejan a uno de esos bichos del cine de terror que se lanza con escalofriante crueldad contra el bueno de la película, leo que un pajaruelo, por llamarlo de alguna manera, ex directivo del Banco Financiero y de Ahorros, matriz de Bankia, cobrará la escandalosa cifra de catorce millones de euros al abandonar la entidad.
Este pájaro del que hablo fue el principal ejecutivo del Banco de València, segundo, tras el ex presidente de la Generalitat Valencià, José Luis Olivas, otra de las entidades intervenidas que formó parte de la ruinosa Bankia, respecto a la cual ayer se supo que perdió más de tres mil millones de euros…

Bankia: Dinero público, beneficios privados

Cada día lucho para escaparle a los asuntos económicos, porque además puedo asegurar que hay otros muchos que requieren ser comentados, pero la situación de Bankia y cuanto está relacionada con ella lo hace muy difícil. Lo que concierne a esta entidad parece la sombra de un pajarraco siniestro sobrevolando nuestras vidas más que un mero asunto económico.
Y es que, aparte de que el Gobierno –del PP, of course- no parece tener claro cómo solucionar la cuestión de darle a esa entidad los diecinueve mil millones de euros que reclama su presidente, José Goirigolzarri, este, ni corto ni perezoso, se ha descolgado con una declaración en la que sostiene que dicha entidad no va a devolver un euro de lo que reciba –procedente de nuestros bolsillos, por si lo habían olvidado-, ya que ‘la obligación de una compañía cuando recibe capital no es devolverlo, sino ser capaz de generar valor y ofrecer rentabilidad a esa aportación’.
Lo que hace sospechar que, cuando esa entidad genere el valor al que se …

Juicio a Krahe: Cocinar un palo es delito, si la Inquisición se empeña

En el posteo de ayer aludía a noticias que, sin ocupar primera página en los diarios, sea en internet, sea en papel, retratan concruda precisión los derroteros que está tomado esta sociedad nuestra, que no anda retrocediendo treinta o cuarenta años, sino que, considerados ciertos hechos, nos retrotrae al siglo XVI o XVII. Y a esas alturas históricas, la Inquisición ha aprovechado para colarse de nuevo en este país, en el que, conviene decirlo, nunca desapareció del todo, gracias a la escasez de escuela y `lejos de nosotros la funesta manía de pensar', y de leer, por más que no queramos aceptarlo.
No crean que se trata de una afirmación gratuita. Con la colaboración de algunos jueces instalados en la carcunda y la intolerancia -alguno de ellos en Puerto Banús incluso, aprovechando los privilegios de la casta- y haciendo uso de un artículo colado en el Código Penal por el gobierno de Aznar en 2003 -quien postergó a tiempos inquisitoriales la legislación española y, de paso, hizo que…

Se le quita a Educación y Sanidad para bancos y diccionarios fascistas

En una espiral que marca la economía como noticia única, la prensa generalista parece haber devenido prensa económica especializada. El asunto, disparate, locura, esperpento o contradiós de Bankia ocupa titulares, entradillas, ladillos y todas las primeras páginas de los diarios. Es como si ninguna otra cosa ocurriera en este país de países, excepto el drama, desastrosa gestión o directamente latrocinio del cuarto banco más importante de nuestro Estado.
Mas, aunque la prensa no mire para ningún otro lado que para ese banco cuya sede radica en unas torres inclinadas que tienen mucho de simbólico, o que nacieron con los presagios incorporados, hay otras noticias que, sin concitar la atención de la prensa ni de los lectores, resultan clarificadoras para constatar la ideología fascista de un Gobierno –del PP, of course- que reprime con dureza a los manifestantes que protestan por desaforados recortes en asuntos tan imprescindibles para la supervivencia de la sociedad. Así, Sanidad, Enseña…

Bankia, ¿un banco para el PP?

Stefan Zweig, escritor austríaco de familia judía, conocido por novelas como ‘Veinticuatro horas en la vida de una mujer’, ‘Carta de una desconocida’, o el libro de relatos históricos ‘Momentos estelares de la humanidad’, se suicidó junto con su esposa en Petrópolis, Brasil, en 1942. Tenía sesenta años, contemplaba espantado la destrucción de Europa por el nazismo y se negó a vivir ante la perspectiva de que el régimen del ser monstruoso que fue Adolf Hitler diera fin a la Europa libre y culta que había conocido y disfrutado.
Pienso mucho en Stefan Zweig, en su determinación de no querer seguir viviendo una Europa destruida por el nazismo que comparo con la actualidad en este país de países, qué está ocurriendo y cómo estremece saberse integrante de una sociedad desamparada e ignorada por el poder, servidor a tiempo completo de entidades sin rostro llamadas mercados y banca, decididas a fagotizar derechos y libertades, y con ello y a la vez, a propiciar el resurgimiento de la incultur…

Plantón al ministro Wert en esforzado acto educativo rectoral

Como he escrito tantas veces, esta escribidora se pone a leer la prensa y, después, a la hora de elegir el asunto a tratar, tiene muy difícil el seleccionarlo frente a tanta cuestión que causa sorpresa, indignación, estupor y aun hilaridad.
En la prensa de hoy, por ejemplo, puede leerse que la noche pasada patrulleras de la Royal Gibraltar Police y de la Royal Navy se liaron a encontronazos con patrulleras de la Guardia Civil española, o la inversa, en razón de los pesqueros que faenaban en aguas que los gibraltareños consideran suyas. Conflicto internacional habemus, me dije. Pero qué va, no se trataba de territorialidad o de defensa del honor patrio, como nos hizo creer el Gobierno –del PP, of course-, sino de que los pescadores españoles son considerados un peligro para la riqueza ecológica de esas aguas. Al fin y al cabo, zarandajas de "Gibraltar, español" aparte, lo que los ingleses pretenden es que los pescadores usen el palangre y no redes que exterminen la riqueza ma…

¿España es un Estado social y democrático de derecho? ¡No me diga!

Dice el artículo primero de nuestra Constitución, la que fue aprobada en 1978, que este país se constituye en un "Estado social y democrático de Derecho". ¡Qué cosas! Una piensa que eso sería antes. Porque en la actualidad este país no tiene nada de social, si por social entendemos que la Constitución ampara una serie de derechos –los de los trabajadores, sanidad y educación públicas y solidaridad con los económicamente débiles-, en la actualidad ya no lo es.
Tan no lo es, que hasta la ONU ha tenido que advertir al Gobierno –del PP, of course- que los recortes que viene llevando a cabo el ejecutivo de Raxoi están ‘desmantelando los niveles de protección social’, al tiempo que le recuerda que ‘las reformas no pueden acabar con los derechos adquiridos’.
El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU ha mostrado su preocupación por el alto porcentaje de familias que en la actualidad viven por debajo del umbral de la pobreza, un porcentaje que se cifra en el 2…

Wert, no te enteras: La Educación no es un banco

Cientos de miles de personas han salido hoy a la calle en todo este país de países, exigiendo una Enseñanza Pública de calidad, laica y gratuita y una Universidad igualmente pública y sin recortes, a la que puedan acceder jóvenes de todas las clases sociales, algo que pareciera innecesario reclamar en un país civilizado. Sin embargo, como el actual Gobierno –del PP, of course- ha decidido retrotraer la Escuela y la Universidad a los años cincuenta, con recortes del 21% en los presupuestos generales, más otros tres mil millones de lo que invierten las comunidades en Educación, profesores, sindicatos, padres, alumnos de secundaria y universitarios se echaron a la calle en manifestaciones masivas en todo el país.
En los centros docentes hubo encierros previos a estas manifestaciones que recorrieron las calles de nuestras ciudades, y aun pueblos, demostrando así la ciudadanía su buen estado de salud mental, al manifestarse consciente de que la Educación es el futuro de un país y un derech…